DISCURSO APERTURA CONGRESO ANDESCO BERNARDO VARGAS GIBSON Presidente Junta Directiva ANDESCO

4 Julio 2018

La convocatoria hecha por ANDESCO en la celebración de su vigésimo congreso responde al tema de los servicios públicos y comunicaciones en el marco del Crecimiento Verde.

Quiero resaltar, Señor Presidente, en primer lugar, nuestros agradecimientos por su presencia en la Instalación de nuestro congreso. En segundo lugar, reiteramos una vez más que los servicios públicos y las comunicaciones son uno de los motores de transformación de Colombia, esenciales para el bienestar social, con desarrollo económico y sostenibilidad ambiental.

Como referencia especial, es importante indicar que hay una correlación casi perfecta entre el crecimiento del PIB per cápita y el acceso a los distintos servicios de acueducto, saneamiento básico, aseo y gestión de residuos, energía eléctrica y gas combustible y tecnologías de la información y las comunicaciones en un ambiente de convergencia entre voz, datos y audiovisuales.

Igualmente se evidencia una clara disminución del desempleo conforme aumenta el acceso a electricidad e internet.

Permítame exponer algunas cifras de servicios públicos y comunicaciones que desarrollan el país y favorecen la equidad y la inclusión social:

En Tecnologías de la Información y las Comunicaciones -TIC-

  • 96,4% con teléfono móvil
  • 73,2% acceso a TIC
  • 62,3% personas uso internet
  • 50% hogares con internet
  • 51,1% hogares con Televisión Digital Terrestre
  • 29,1 % con telefonía fija

En energía eléctrica tenemos:

  • 98,4% hogares con servicio de energía conectado a la red pública, con casi cobertura universal en las zonas urbanas.
  • 1,2 millones de usuarios de energía eléctrica atendidos a nivel comercial, oficial e industrial
  • Mercado mayorista centralizado de energía eléctrica con más de 12 años de evolución permanente
  • Sistema de transmisión de energía robusto y con altos estándares de calidad
  • Generación promedio diaria en 2017 de 183 GWh con diversas fuentes, principalmente hidroeléctrica que es una fuente renovable también, y con firmeza para atender situaciones climáticas adversas y ofrecer seguridad en la atención de la demanda actual y futura.

En gas natural, las cifras de referencia son:

  • Cobertura residencial del 64,2% de hogares atendidos, lo que significan casi 9 millones de usuarios residenciales atendidos
  • Cerca de 200 mil  usuarios industriales y comerciales atendidos
  • Más de 560 mil vehículos con gas natural vehicular

En aseo y gestión de residuos:

  • 915 municipios disponen en sitios autorizados para disposición final
  • 9 Millones de toneladas anuales de residuos solidos llevados a sitios de disposición final
  • Más de 632 mil toneladas de residuos aprovechados con un número aproximado de 12 mil personas que ejercen esta actividad
  • Más de 1.3 Millones de Kilómetros de Cuneta a Barrer al mes y más de 12 millones de M2 a intervenir de corte de césped

En acueducto y alcantarillado, las cifras de referencia son:

  • En zonas urbanas el 97% de las personas pueden acceder a agua potable y en la zona rural solo el 74%.
  • Más del 85% de la población atendida con 24 horas diarias, 7 días a la semana, de continuidad de servicio
  • Más del 90% de la población atendida recibe un suministro de agua potable en nivel de riesgo bajo de calidad según los indicadores de calidad IRCA

Estos indicadores, Señor Presidente, son superiores al promedio latinoamericano y son producto de una política de Estado desde la Constitución de 1991 en donde se estableció un esquema empresarial, ya sea público, privado o mixto, para la prestación de los servicios públicos y comunicaciones, donde priman la eficiencia, transparencia, inversión y atención a los usuarios, bajo el régimen de derecho privado, con políticas dictadas desde el Gobierno Nacional, regulación autónoma, vigilancia y control especializada a través de las superintendencias de servicios públicos domiciliarios y de industria y comercio, tarifas eficientes, esquemas de subsidios y solidaridad y control social.

En su gobierno, Señor Presidente, estas políticas han continuado y profundizado y en consecuencia tenemos los indicadores satisfactorios que hemos mostrado. Queremos resaltar también su persistencia y logro para que nuestro país fuera incluido como miembro pleno en la OCDE, lo cual permitirá promover permanentemente las buenas prácticas empresariales y de estado para el cumplimiento de nuestras actividades. Aquí deseo recordar la necesidad de implementar de manera rigurosa el modelo de Análisis de Impacto Regulatorio (RIA), ex ante y ex post, en el proceso de cambios normativos y regulatorios en todos los sectores.

Para continuar la senda de desarrollo, el país necesita una política pública en la que el Estado promueva la inversión en este sector; los servicios públicos se basan en la colaboración del Estado y las empresas y por supuesto, con los usuarios pagando oportunamente sus facturas. No sobra recordar que antes de la reforma, que no dudo en bautizar de revolución silenciosa, el gobierno era el encargado de prestar los servicios públicos, actuando a la vez como operador y como autoridad; hoy el rol ha cambiado, como lo hemos dicho, donde la prestación es especializada y el papel del estado consiste en trazar la política, regular los esquemas tarifarios y ejercer la vigilancia y control.

Sin duda, esta colaboración, que denomino virtuosa, depende de la existencia de un ecosistema apto para la inversión, y políticas que no desvíen o desincentiven los esfuerzos sectoriales empresariales restando recursos a la inversión y el mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos.

Es de ahí de donde surge la necesidad de crear una agenda común entre el Gobierno y la industria que trace el curso de acción del sector en los próximos años y refleje las metas del Gobierno y las necesidades de la industria, pues estas últimas terminan siendo, a su vez, las necesidades de los colombianos.

Además este ecosistema sectorial está ampliamente fundamentado en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-, promulgados en septiembre de 2015 por las Naciones Unidas. Los ODS, para orgullo de Colombia, fueron propuestos por Colombia para ser discutidos en la Cumbre de la Tierra de 2012 como una respuesta al cumplimiento de la primera etapa de los denominados Objetivos de Desarrollo del Milenio. Esa propuesta colombiana fue tomando fuerza y se consolidó en los 17 ODS que desde ANDESCO hemos venido impulsando decididamente.

Capítulo especial merece la promulgación del CONPES de los ODS en este año, y donde se presentó al país y al mundo el compromiso colombiano con su cumplimiento. En las denominadas 16 metas trazadoras al 2030, los servicios públicos y comunicaciones responden directamente por cinco:

  • ODS 6- Agua y Saneamiento, con acceso a agua potable, pasando de 90,3% en 2009, a 92,9% en 2018 y a 100% a 2030.
  • ODS 7- Energía asequible y no contaminante, con cobertura de energía eléctrica, con un avance de 94,9% en 2009 a 97,2% en 2018 y 100% en 2030.
  • ODS 9- Industria, Innovación e Infraestructura, con Hogares con acceso a internet pasando de 15% en 2009, a 49,9% en 2018 y 100% en 2030.
  • ODS 12- Producción y consumo responsables, con una tasa de reciclaje y nueva utilización de residuos sólidos, pasando de 7,2% en 2012 a 10% en 2018 y 17,9% al 2030.
  • ODS 13- Acción por el clima, con reducción de emisiones de totales de gases efecto invernadero, con una meta global siguiendo la COP 21- Acuerdo de Paris- al 30%, donde la energía tiene un papel importante.

Para lograr dichos objetivos, Andesco ha analizado los diversos sectores a los que representa, así como la situación económica y social del país y ha concluido que una política pública del sector de los servicios públicos en Colombia debería afrontar los siguientes retos:

  1. Inversión en proyectos de infraestructura
  2. Mejor calidad, más cobertura y continuidad del servicio
  3. Inserción a la economía digital
  4. Seguridad y eficiencia energética
  5. Cosecha del agua y control a la deforestación
  6. Seguridad inversionista
  7. Regulación inteligente eficiente (RIA)
  8. Fortalecimiento de los mercados

¿Cómo superar dichos retos? La respuesta es mediante la inversión de recursos que permita la prestación de más y mejores servicios, como se expuso anteriomente.

Por eso reiteramos que el reto principal es consolidar una política pública que favoreza la inversión y permita el logro de los ODS. Para ello el Estado debe ser el promotor de condiciones para la inversión sostenible a través de un modelo económico adecuado y balanceado de cargas públicas y fiscales; institucionalidad moderna y cercana al ciudadano y al empresario; promoción de grandes proyectos de infraestructura en el sector y necesariamente, mecanismos de cofinanciación por parte del Estado. Todo esto trae como consecuencia una promoción de la demanda por los servicios y por ende el crecimiento sectorial.

En ese contexto, Señor Presidente y distinguidos asistentes al Congreso de Andesco, presentamos brevemente un esbozo de algunas propuestas para el desarrollo sectorial producto del diálogo al interior de la Asociación y que están en permanente ajuste y construcción y complementación.

En acueducto y alcantarillado:

  • Revisar y promover los incentivos económicos que garanticen la cosecha del agua (oferta hídrica en condiciones de cantidad y calidad), tales como las tasas ambientales – uso del agua, retributivas y compensatorias – e inversiones ambientales
  • Desarrollar un marco normativo que incentive la inversión en infraestructura y la modernización empresarial (uso de nuevas tecnologías, mejora de proceso y gobernanza empresarial)
  • Consolidar la política de esquemas diferenciales en zonas de difícil acceso, áreas de difícil gestión, y áreas de prestación donde no se pueden alcanzar los estándares de prestación
  • Desarrollar líneas de co-financiación del Estado para el tratamiento de las aguas residuales, de conformidad con un plan de priorización
  • Crear la Agencia Nacional del Agua como agente de planificación, promoción y manejo integral del recurso hidríco
  • Modernizar, simplificar y flexibilizar del marco normativo

En aseo y gestión de residuos:

  • Consolidar el marco legal para la transformación empresarial hacia los esquemas de aprovechamiento de materiales y residuos orgánicos, con enfoque hacia la valoración energética
  • Consolidar el modelo de prestación de área limpia en las ciudades, que incluye el entorno urbano
  • Fortalecer el esquema de control y vigilancia de la gestión de residuos especiales y peligrosos
  • Promover el uso de nuevas tecnologías en aseo y residuos sólidos
  • Incorporar de los costos ambientales de los impactos negativos en la actividad de disposición final en las estructuras tarifarias de los servicios

En el sector energético podemos resaltar:

  • Fortalecer la institucionalidad del sector con base en las nuevas necesidades y tendencias, que permitan su adaptación para atender de manera oportuna nuevas condiciones y modelos de negocio, lo que impone una evaluación y revisión de funciones y mecanismos de coordinación
  • Asegurar el desarrollo sostenible de proyectos de infraestructura de energía eléctrica y gas natural lo que impone establecer lineamientos para la priorización y ejecución oportuna de proyectos, así como de coordinación interinstitucional.
  • Propender por el desarrollo de la movilidad sostenible, que permitan cumplir metas de mejoramiento de la calidad del aire y reducción de emisiones de carbono, y la construcción de ciudades sostenibles. Para ello hay que establecer incentivos económicos (tributarios) para la masificación de vehículos eléctricos y a gas natural, particular, masivo y de carga; así como una adecuada y oportuna reglamentación que permita la modernización del parque automotor actual, la mejora en la calidad de los combustibles y la valoración de los costos ambientales y a la salud.
  • Establecer la eficiencia energética como política pública que permita atender compromisos de cambio climático, seguridad energética e incrementar la competitividad del país.

 

En energía eléctrica en particular,

  • Establecer condiciones para la integración eficiente y ordenada de las fuentes de energía renovables no convencionales, mediante incentivos de largo plazo armonizados con las tecnologías tradicionales, que permitan mantener la confiabilidad del servicio
  • Definir lineamientos para la integración de avances tecnológicos, en la prestación servicio de energía eléctrica y la construcción de ciudades inteligentes, como: la masificaciones de medida (contadores) inteligente, la participación y respuesta de la demanda y la generación distribuida
  • Favorecer  la ampliación de cobertura de energía eléctrica, especialmente en el sector rural. Lo anterior a través de incentivos y mecanismos eficientes, tales como la conexión a la red, Sistema de Transmisión Nacional, o la atención en zonas no interconectadas

En gas natural tenemos:

  • Adopción de medidas para garantizar el abastecimiento eficiente y confiable de gas natural, a través de incentivos para la explotación de las diferentes fuentes.
  • Promover el uso de energéticos de bajas emisiones como el gas natural, especialmente en sector transporte e industria.
  • Establecer lineamientos para la ampliación de cobertura de gas natural, especialmente en el sector rural, a través de incentivos y mecanismos eficientes, ya sea con la conexión a la red, Sistema de Transporte Nacional y los sistemas locales, o la atención en zonas no interconectadas.

En TIC y TV, nuestras propuestas son:

  • Implementar la convergencia institucional a través de la creación de un organismo regulador, una regulación y un fondo convergente
  • Establecer la habilitación general para todos los servicios de TIC y audiovisuales
  • Formular políticas y regulaciones para la promoción del desarrollo del sector TIC y Audiovisuales
  • Desarrollar políticas para incrementar el acceso a las TIC, tanto a terminales 4G y nuevas tecnologías como al servicio, en beneficios de los ciudadanos.
  • Modernización, simplificación y flexibilización del marco normativo
  • Reducción de cargas públicas, tanto de impuestos (nacionales y territoriales) como racionalización de las contribuciones a fondos sociales

En materia jurídica y ambiental que son temas transversales a todos los sectores tenemos:

  • Establecer una política pública que promueva la inversión, basada en el principio de seguridad jurídica y en el respeto por el régimen jurídico especial de los servicios públicos
  • El costo derivado del consumo de bienes y sujetos constitucionalmente protegidos y el mínimo vital es una responsabilidad del Estado, por tanto deben garantizarse los recursos para tal fin
  • Armonizar los intereses de los sectores de transporte y servicios públicos en el traslado de las infraestructuras
  • Establecer instrumentos jurídicos adecuados para la gestión predial relacionada con el desarrollo y ejecución de proyectos de servicios públicos
  • Regular los mecanismos de consulta popular buscando armonizar los derechos de las comunidades con la necesidad del país en materia de proyectos de infraestructura
  • Promover la formalización en la prestación de los servicios públicos con lucha frontal contra el fraude
  • Focalizar la asignación de subsidios a la demanda para acceso a los servicios públicos y a internet fijo y móvil, mediante ajustes a los mecanismos actuales, de manera que la distribución sea eficiente.
  • Adoptar esquemas más eficientes de administración de recursos públicos, por ejemplo, obras por impuestos
  • Promover la innovación tecnológica a través de la exoneración de impuestos, tales como la exclusión del IVA en la movilidad sostenible y la generación de energía en distritos térmicos
  • Promover la aplicación de medidas que eliminan las restricciones fiscales a la inversión, tales como la regla de subcapitalización en la ejecución de proyectos de infraestructura en servicios públicos
  • Revisar las cargas tributarias locales – impuestos al teléfono y al alumbrado público
  • Crear una tasa que garantice la realización oportuna e informada de las consultas previas por parte de las autoridades ambientales
  • Revisar los esquemas de repartición de riesgos entre el Estado y los inversionistas
  • Unificación de criterios para la obtención del licenciamiento ambiental y sus modificaciones

También no sobra reiterar otro elemento esencial en el cual ANDESCO ha llamado retieradamente la atención: LA COSECHA DEL AGUA. Es vital la defensa de los páramos y cuencas, la lucha frontar contra la desforestación y así poder aumentar la resiliencia frente a las recurrentes condiciones climáticas extremas.

Finalmente, Señor Presidente, frente al tema de Hidroituango reconocemos el trabajo coordinado que se ha venido realizando en conjunción con el Gobierno Nacional, la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín, las alcaldías en la zona de influencia del proyecto, las fuerzas armadas y de policía, las comunidades y por supuesto, las Empresas Públicas de Medellín para solventar esta situación imprevista.

Tenemos plena confianza en las Empresas Públicas de Medellín para lograr, como hasta ahora se ha hecho, afianzar las estructuras del proyecto y llevarlo a feliz término. De parte del sector, estamos seguros de continuar atendiendo la demanda de energía presente y futura, tal como lo hemos venido haciendo desde las reformas sectoriales producto de la Constitución de 1991.

Señor Presidente y apreciados asistentes al Congreso de Andesco, somos los aliados para la sostenibilidad en Colombia; los servicios públicos y comunicaciones son las venas de las ciudades y comunidades sostenibles y vitales para el Crecimiento Verde.

Esta ha sido nuestra apuesta y nuestro compromiso.

Nuevamente bienvenidos y Muchas gracias.