Bancos de Hábitat: una apuesta por la protección de la biodiversidad

7 Febrero 2018

Artículo tomado de: MINAMBIENTE
La implementación del modelo de compensación Bancos de Hábitat busca compensar los impactos negativos que producen algunas actividades económicas sobre la biodiversidad del país. Esta iniciativa se presenta como una alternativa para materializar esquemas de compensación efectivos, que faciliten procesos de restauración de ecosistemas y de mantenimiento de los servicios Ecosistémicos

Bogotá D.C. Febrero 7 de 2018. (MADS). Con la implementación del modelo de compensación Bancos de Hábitat, se busca compensar los impactos negativos que producen algunas actividades económicas sobre la biodiversidad del país.

Los bancos de hábitat, tal como se expone en la Resolución 1051 del 2017, se presentan como una alternativa para cumplir con los requerimientos de las compensaciones ambientales. “En otros países, los bancos han demostrado ser un instrumento adecuado para mejorar la implementación de las compensaciones. En el caso de Colombia, se presentan como una alternativa para materializar esquemas de compensación efectivos, que faciliten procesos de restauración de ecosistemas y de mantenimiento de los servicios ecosistémicos”, explicó el ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo Urrutia. A partir de lo expuesto.

Uno de los objetivos de la iniciativa en el país es dinamizar la implementación de las compensaciones e inversiones ambientales obligatorias, para esto, las organizaciones que requieran cumplir con dichas obligaciones, deberán establecer terrenos extensos donde se realicen actividades de preservación, restauración, rehabilitación, recuperación y/o uso sostenible para la conservación de la biodiversidad.

Además de proteger los recursos naturales, estos Bancos de Hábitat contribuirán al desarrollo social y económico en las zonas rurales donde sean ubicados, pues su funcionamiento bajo el esquema de pago por resultados, permitirá realizar inversiones anticipadas generando resultados medibles y cuantificables en cuanto a conservación.

Actualmente, Colombia cuenta con un Banco de Hábitat que figura en el Registro único de Ecosistemas y Áreas Ambientales (REAA), el cual se encuentra ubicado en el departamento del Meta y cuenta con una extensión aproximada de 622 hectáreas.

La iniciativa, que proporciona una nueva contribución a la conservación y está acorde con los instrumentos y gestión ambiental del territorio, generará ganancias en conservación, medibles y demostrables, en términos de cumplimiento de hitos de gestión y de impacto, aportando además información en materia de biodiversidad al Sistema Nacional de Biodiversidad (SIB) Colombia.

Los bancos se podrán financiar a partir de inversiones provenientes del sector público y/o privado, recursos de cooperación internacional Recursos de la inversión forzosa de no menos del 1% de los proyectos objeto de licenciamiento ambiental y/o de compensaciones ambientales de licencias, permisos, concesiones, y demás autorizaciones ambientales, entre otras.

https://bit.ly/2FXtS9P